El ojo puede padecer, fundamentalmente, tres anomalías refractivas en función del lugar en el que se enfoque la imagen:

  • Miopia:

El ojo miope crea una imagen invertida por delante de la retina. Nuestro cerebro, mediante unos mecanismos neuronales muy complejos, se encarga de volverla a invertir.



  • Hipermetropia:

El ojo hipermétrope forma la imagen por detrás de la retina. Su longitud acostumbra a ser menor que la del ojo normal o emétrope.



  • Astigmatismo:

El ojo astigmático crea dos imágenes. Ello es debido a la diferencia de curvatura del radio horizontal respecto al vertical de la córnea o del cristalino.

 

 

 


Contáctenos

De lunes a sábado

Teléfono:938412902 608365454

Envíenos un correo

PayPal